top of page
Search

Full package, best package.




Recientemente les hablé sobre las preguntas frecuentes que suelen hacer mis clientes al momento de contratar. Pero, hoy quiero resaltar la importancia de conocerles y tener conciencia de sus deseos al momento del parto. Es por eso que el paquete siempre va a incluir una mini sesión de 15 fotos digitales. Siempre les digo que este es mi tiempo de oficina con ustedes. Es más dinámico que sentarnos a hablar formalmente y además conectamos a través de mi trabajo. Muchas personas han tenido la experiencia de una sesión fotográfica antes, pero los partos son MUY diferentes. Así que para mi es bien importante que mis clientes entiendan cómo funciona el proceso y cuáles son mis límites para proteger su inversión. Sin embargo, algo que para mi es de mucho valor, es que entiendan que no importa cuánto me hayan pagado, siempre que yo como profesional considere que mi presencia está distrayendo más que sumando; me retiraré del espacio hasta que la persona reconecte con el proceso. Aquí repaso nuevamente que yo llego a los partos cuando es inminente (fase activa), no prodromal ni latente y se extiende a la primera hora posparto. La razón principal es que la primera fase de parto es la más larga y consciente. Cualquier persona, ruido, distracción o situación puede cambiar la atención de la persona gestante y esto puede cambiar el desenlace del parto por completo. La complejidad en estos procesos es inmensa: entenderlos, aceptarlos y respetarlos requiere mucho más que un "click-click". Con la preparación y la experiencia, he podido tomar decisiones a favor de los procesos. Por eso el momento adecuado siempre será cuando llegue la intensidad.


Es bien importante recordar que ninguna persona puede garantizar un resultado. Todas las personas que estamos ahí, deseamos exactamente lo mismo. No obstante, en cualquiera de las etapas la opción más segura para la diada pudiera ser un transporte, estando yo allí o en mi casa. El conocerles y conversar sobre sus deseos, nos permite alinearnos conforme a eso. Ahora bien, cada servicio tiene sus limitaciones y jamás serán todas favorables para todos los casos. Sin embargo, es importante establecer uniformidad para garantizarles un espacio seguro y respetado.





Cuando los límites y expectativas están claros, no hay dudas al momento de proceder, no hay interrupciones en el proceso o el posparto, sabemos lo que es valioso para la persona y lo que no. Proteger los deseos y la inversión de mis clientes es mi prioridad. Así que por eso haré lo que sea necesario. Sin embargo, esto conlleva conversaciones extensas, conexión que se gesta durante esa sesión de media hora que planificamos y visualizamos con anticipación. Las dudas que se discuten antes de firmar el contrato y toda la comunicación semanal a partir de las 37 semanas. El parto es un espacio de intimidad, al igual que la relación que formamos con las personas que estarán en él. Esto será un recuerdo para toda la vida y nunca olvidaremos como el entorno nos hizo sentir en ese momento. ¡Por eso es tan importante!




La tranquilidad para mi no es negociable y es algo que necesito que mis clientes tengan para que el servicio pueda fluir sin importar el resultado final. Pero, esto requiere comunicación y compromiso de ambas partes. Por eso para mi estas sesiones fotográficas antes del parto son tan importantes y no negociables. Si no se consume, se pierde junto a su propósito que es exclusivamente conocerles y que tengan una porción de mi trabajo antes del día del parto. Esta familia fue siempre transparente con sus preocupaciones y deseos, la comunicación fue siempre directa y clara. Por eso uso sus fotos como referencia a este post, porque antes durante y después del nacimiento de Mila Regina, siempre han verbalizado no solo sus intenciones, sino también su gratitud. Demás está decir que están en el TOP de mis familias favoritas.

¡Agradecida por la oportunidad!

<3





25 views

Recent Posts

See All
bottom of page