top of page
Search

So, I did a thing.




Recientemente a través de un trabajo que realicé para un cliente de Barbells & Babes Photography, me contacta una persona para consultarme si estaba disponible el 18 de mayo para una boda civil en la playa. Suelo recibir muchas solicitudes de servicios en mis redes sociales, pero no todas se materializan. Así que estaba dispuesta a cotizar el servicio y evaluar si era algo que podía/quería hacer: ambas cosas son importantes. Desde el momento que hablé con la cliente, decidí que quería ser parte de esta unión. Confirmamos el servicio el lunes y la boda fue sábado.


Ella como toda novia estaba nerviosa, pero yo aún más. Y es que aunque ya he trabajado otras bodas, siempre es un evento que me genera mucho estrés. Durante la semana decidí vender todos mis lentes y reemplazarlos por lentes PRIME. Casualmente el día antes me llegó el que usé para la boda: un Nikkor Z 50mm F/1.8S. Como pueden apreciar, la nitidez de las fotos hablan por sí solas. No obstante, enfrentarme a equipo nuevo, era otro riesgo que decidí tomar. Sin embargo, no puedo omitir la mejor parte: ¡estaba LLOVIENDO!


Yo estaba sumamente preocupada por todo, pero no podía transmitirle esa energía a la novia. Así que trabajamos de forma intermitente, hasta que finalmente paró de llover. Mi capacidad para manejar situaciones inesperadas se ha fortalecido en mi full-time como #fotógrafadeparto. Mantener la calma ante la posibilidad de transportes y/o emergencias, complementa la gestión de mis colegas (birthworkers). Tenía varias opciones y las usé todas al máximo: ¡todo salió PERFECTO! Pero, nada de esto hubiese sido posible sin la confianza de la novia y el apoyo de los familiares. La red de apoyo es importante en cualquier evento, no solo en los partos, lactancia y crianza.


Agradezco a todas las personas que hacen posible todo lo que hago y que me enseñan un poco más en cada sesión. Esta carrera está llena de retos, cambios, integración y mucha información. Así que mantenerme al día con todo lo nuevo, mientras estoy criando un niño y varios proyectos, es un reto bien grande. Siempre he sido firme en que no soy para todos los clientes, pero sobretodo, no todos los clientes son para mi. Sin duda alguna, los que son se llevan la mejor versión de mi porque lo que no sé, lo busco, lo encuentro o lo invento. Así que no tengan miedo en retarme porque siempre estoy lista para hacer mucho más de lo que ven a simple vista.



¡GRACIAS por tanto!


-Adamaris



20 views

Comments


bottom of page