top of page
Search

Meet your Certified Birth Photographer!

Mi nombre es Adamaris Aponte- Cuadrado, tengo 38 años y soy la única fotógrafa de parto puertorriqueña certificada. En el 2021 me certifiqué con #birthbecomesyou y desde el 2014 pertenezco a #birthphotogs : International Association of Professional Birth Photographers y desde el 2022 soy miembro de #ourppa; Professional Photograpraphers of America. En abril de ese mismo año, completé mi certificación como doula de parto/ posparto en Doula Caribe Internacional con la Partera Rita Aparicio.




En mayo ya había completado mis partos como doula aprendiz y en medio de ese proceso, se me presenta la oportunidad de documentar un parto por primera vez. Yo no tenía idea de la complejidad del proceso, muchísimo menos de lo intenso que podía llegar a ser un parto. A pesar de todo el conocimiento fresco que tenía y los partos como doula aprendiz. Días antes del parto, me reuní con el Dr. Ramón Pérez- Ramírez www.instagram.com/homebirthdoctor que era el proveedor primario de la mamá que me escogió para documentar su HBA2C (parto vaginal después de dos cesáreas). Se establecieron límites para garantizar un proceso saludable.





Las redes sociales en ese momento no eran como ahora, sin embargo, la sub-cultura de partos en el hogar, doulas, VBAC, lactancia, etc... conectábamos a través de grupos de Facebook. Esto impulsó la confianza entre mujeres que habían tenido una o varias cesáreas previas o que querían parir en sus casas. Creando una red de apoyo y empoderamiento.





Así fue que se corrió la voz y surgió la oportunidad de documentar mi segundo parto, que aunque no fue tan intenso como el primero, sí tuvo sus peculiaridades. Las mismas que me prepararon indiscutiblemente para todo lo que he enfrentado por los últimos 11 años y me hicieron realizar que si esto era lo que iba a hacer en adelante, tenía que hacerlo BIEN. Ahí comencé a tomar clases de con el fotógrafo comercial Abnel González www.fotografospuertorico.com , lo asistí muchas veces, escuché todo lo que me tenía que compartir, fallé mucho y aprendí aún más. Mientras tomaba el curso práctico de fotografía básica, recibía mentoría y lo ayudaba en sus sesiones, yo continuaba poniendo en práctica lo que me enseñaba. La práctica siempre fue mi mejor aliada.


Mi volumen de partos en esos momentos no era muy consistente, estaba criando a mi bebé, era lactado full y no estaba lista para separarme de él. Así que los fines de semana hacía mini sesiones y tenía solo varios partos al año. Pero, más que todo, me sentía insegura.



Así que continué educándome y practicando. Partera Diana www.instagram.com/parteradiana le comentaba a las mamás sobre mis servicios, en ese momento cobraba $300.00 aproximadamente. Pero, este día estaba en el estudio de Abnel tomando una clase de Photoshop y Diana me llamó para decirme que Sherry quería que estuviera en el parto retratando. Estaba como a cinco minutos de la casa, así que llegué en diez. Para mi, este parto lo cambió todo y en adelante, pude sentirme mucho más confiada. Así que comencé a tomar mi carrera como #fotografadepartopr más enserio.




En este proceso conté con personas que con el tiempo se volvieron muchísimo más que clientes. Gente con quienes crecí profesionalmente, personas que me dieron el privilegio de ver a sus hijos e hijas crecer, con quienes celebré y lloré. Porque este trabajo es hermoso, pero lleno de pérdidas físicas, emocionales y propias. Esto es 50% hustle, 250% emocional.




Cuidar mi mente que luego de un proceso posparto tan oscuro, era indispensable para poder continuar ofreciendo este servicio profesional. Este fue el reto más grande, en el parto lo menos importante es La Fotógrafa. La prioridad es el bienestar de la diada, la participación familiar y los proveedores de salud. Algo que aprendí desde el primer parto es que el espacio que sobre, ese es mi lugar. Así que nada estará acomodado a mis necesidades, sobretodo, las condiciones de luz que es de las cosas que más importan a la hora de trabajar una fotografía.


No obstante, sentir y humanizar las experiencias, es necesario para comenzar un proceso de sanación. De las experiencias más duras de toda mi vida fue ver a unas de mis familias más amadas, recibir a su bebé después de un parto perfecto en el hogar y dos semanas después estar en un funeral despidiéndola. Recuerdo cada detalle de los partos a los que he asistido, pero también recuerdo cada detalle de este suceso.




Con el tiempo, Arlene tuvo a su bebé arcoiris: Eliana que es literalmente como ese rayito de sol que entra por la ventana cuando hace frío y te calienta. Pero, los finales aunque sean felices, no son perfectos. Alana Zoé siempre será parte de nuestros recuerdos y nunca más el 29 de abril será igual para nosotros.





Poco tiempo después, Yarilís de www.instagram.com/partoencasapuertorico me contacta para estuviera en su parto. Conozco a Yari desde septiembre, 2011 porque asistía a sus grupos de apoyo en Caguas. En ese momento no era partera, pero era de las doulas más conocidas en este ambiente: ¡Doula Bebé! Este sería su segundo parto vaginal después de cesárea. Yo me sentía bajo mucha presión porque sabía la historia de su primer HBAC y sabía que esto podía precipitarse igual que la primera vez.



Quienes conocen a Yari, saben que se hacen la misma pregunta que todos nos hacemos.

¿Cómo puede? Pues, para quienes la conocieron después, aquí una estampa de cómo lució su primer año posparto. Estoy bien agradecida con este encuentro porque coincidir y vernos crecer ha sido uno de los mejores regalos. Rodearse de las personas correctas, te ayudan a ser mejor persona y profesional. Aquí pueden ver algunos de los partos que hemos compartido juntas. ¡Deberíamos contar cuántos llevamos desde 2014-15! ¿Qué creen?







Pudiera contarles mucho más y mencionar a todas las personas que se han sentado en mi mesa conmigo. Pero, les dejaré con este pedazo de mi corazón.











Contando tu historia a través de mis fotos...




53 views

Recent Posts

See All
bottom of page